• (664) 381-0469
  • info@centroser.org

Reducción del Daño

Enfoque que, sin asignar juicio moral, estigmatización del comportamiento o medidas coercitivas para intentar eliminarlo, apoya la disminución de los daños vinculados con un comportamiento dado.

En SER, nuestro programa está encaminados a reducir el impacto asociado al consumo de drogas inyectadas, tanto en relación a la transmisión del VIH y VHC, como a la salud integral de las personas que se inyectan drogas (PID).

Con este propósito desarrollamos las siguientes intervenciones:

Intercambio de Jeringas: En nuestras instalaciones y en visitas comunitarias proveemos de equipos de inyección segura y recolección de jeringas usadas, lo cual contribuye a disminuir el número de jeringas contaminadas en circulación, así como también el uso compartido de jeringas y los riesgos de que alguien pueda pincharse accidentalmente con ellas.

Talleres a policías municipales, ministeriales y custodios: Las y los policías son sensibilizados a través de capacitaciones para conocer la epidemia del VIH/SIDA, como minimizar los riesgos de exposición de modo que disminuya el hostigamiento a las personas que se inyectan drogas basado en el estigma y discriminación, facilitando la comprensión de los programas de intercambio de jeringas como una estrategia basada en evidencia científica.

Talleres a Personas que se Inyectan Drogas: Las y los usuarios de drogas reciben información acerca de Derechos Humanos, para identificar como es que estos son violados y como se procede a poner una queja formal, de modo que puedan recibir un trato digno, sin ser sujetos de abusos al portar equipos de inyección segura.

Pruebas Rápidas de Detección de VIH y VHC: Las pruebas rápidas son métodos para la detección de anticuerpos contra VIH o VHC en suero, plasma o sangre total y fluido oral, cuyo resultado se obtiene en algunos minutos. Se realiza tomando unas gotas de sangre de uno de los dedos, colocándola en un dispositivo para su análisis y obtención del resultado.

Prevención de Sobredosis: Las personas que se inyectan drogas reciben capacitación sobre la identificación y prevención de sobredosis, así como el uso de Naloxona inyectable para el tratamiento de una sobredosis en la comunidad. A través de este servicio SER tiene como objetivo disminuir el número de muertes por sobredosis en Tijuana y salvar vidas.